¿En la mañana o en la noche?

Seguramente conoces el eterno debate entre si ejercitarte por la mañana es mejor que hacerlo en la noche o viceversa. Las opiniones se dividen, mientras unos aseguran que no afecta en lo absoluto la hora, otros defienden firmemente que sí es un factor a considerar.

Bueno, la respuesta a esa pregunta es complicada. Y aunque suene a cliché o a lo de siempre, los efectos de hacer ejercicio en alguno de ambos horarios dependerán del individuo.

Es cierto que nuestra fuerza muscular está en un punto más bajo por la mañana, así que, si tu entrenamiento requiere más fuerza, quizá lo ideal será que lo hagas por las tardes o noches, cuando nuestro cuerpo ha ido aumentando su fuerza. Pero esto no aplica para todos los tipos de ejercicio.

Algunos estudios demuestran que realizar actividad física antes del desayuno provoca un pequeño aumento en la cantidad de grasa que se quemará, esto debido a que los niveles de azúcar en la sangre, insulina y de glicógeno son más bajos que los normales, por la noche.

Así que a final del día dependerá de ti, tu organismo y cuáles sean tus objetivos, por la mañana hacer ejercicio podrá llenarte de energía para el resto de la jornada; hacerlo por la noche ayudará a controlar los niveles de estrés.

Ambos horarios tienen diferentes ventajas, pero lo importante es decidirnos a comenzar y encontrar un horario que se adecúe a nuestra agenda diaria, pues el momento ideal para entrenar es cuando te sientas mejor tanto física como mentalmente. 

Скачать бесплатные шаблоны Joomla 3